Recordando la visita de Miquel Zueras

Con Miquel Zueras en el bar Miguel, en la calle Zocotín de Jaca


Santa María (Santa Cruz de la Serós)
Miquel Zueras nos visitó el pasado mes de abril desde Barcelona y junto a él tuvimos la oportunidad de realizar una ruta cultural en la que visitamos parte de las construcciones románicas que son testigos en piedra de la importancia que tuvo históricamente la zona de la Jacetania como capital del Reino de Aragón. De esta manera visitamos Santa Cruz de la Serós y sus iglesias Santa María y San Caprasio. También en Santa Cruz tuvimos la oportunidad de degustar la gastronomía propia de la zona en el restaurante del Espantabrujas. Al día siguiente, continuando la ruta Románica junto a nuestro amigo Kike Ubieto, visitamos la iglesia de San Andrés de Asieso, San Juan Bautista de Banaguás y San Andrés de Abay, haciendo un alto en San Adrián de Guasillo, iglesia construida entre los siglos XVIII y XIX sobre previa construcción Románica.
San Caprasio (Santa Cruz de la Serós)
San Juan Bautista (Banaguás)


Detalle "arquillos ciegos" en la iglesia de San Andrés de Asieso. Característica del Románico lombardo que comparten las iglesias de San Caprasio en Santa Cruz, San Juan Bautista en Banaguás y San Andres en Asieso.
San Adrián de Guasillo está construida en los siglos XVIII y XIX sobre previa construcción Románica.

Lógicamente fue la Catedral de Jaca punto de partida y colofón de esta pequeña ruta Románica en la que, no obstante, quedaron pendientes numerosos edificios de esta época que visitar. Fue en la tarde noche jacetana cuando, después de disfrutar el clásico vermut guasillo en el legendario Bar Miguel de la calle Zocotín, finalmente terminamos en el encuentro del Café literario de la calle del Carmen donde, en la buena compañía musical de Amalio, de Desertores Rock, leímos unos textos. El invitado de honor Miquel Zueras nos leyó, entre otros, su relato Sigue las baldosas amarillas que navega entre la cinefilia y el terror. En un video recogimos un fragmento de ese relato que podemos leer aquí mismo, después del video. El texto está acompañado de una ilustración del propio Miquel Zueras.

Sigue las baldosas amarillas 


Todos los días desde que empezó el verano el hombre estatua maquillado y disfrazado como el Hombre de Hojalata de El Mago de Oz se sitúa en el centro de Las Ramblas, frente al mercado de la Boquería. Es un tórrido día de agosto. No tardan en rodearle un grupo de bulliciosos turistas japoneses que le disparan fotos sin descanso.

El calor provoca emanaciones tóxicas en la pintura plateada que el hombre estatua ya lleva semanas respirando. Esto- unido a su precario estado mental y los enervantes flashes de las cámaras- provoca lo irremediable: los cables se le cruzan del todo y se cree el auténtico Hombre de Hojalata. ¡Y el Hombre de Hojalata necesita un corazón!


Se dirige a toda prisa hacia el mercado donde hurta un enorme cuchillo de un puesto de carnicería. Regresa a su improvisado escenario y con la destreza de un cirujano hunde el cuchillo en el pecho de uno de los turistas japoneses extrayéndole el corazón...¡chak, chak, chak! Minutos después una pareja de policías se abre paso entre la barrera de curiosos y lo que ven les deja atónitos: el Hombre de Hojalata está sentado en el suelo con expresión de felicidad bovina y un ensangrentado corazón que sostiene a la altura del pecho. Él no ve a dos policías sino al León y al Espantapájaros que han acudido en su búsqueda. Con firmeza pero sin brusquedad los agentes agarran al Hombre de Hojalata y lo conducen hacia un coche patrulla. Es entonces cuando el grupo de curiosos que sigue contemplando la escena descubren con asombro que por donde ellos tres pasan las baldosas de La Rambla se van tiñendo de amarillo.

(© Miquel Zueras)

En definitiva, fue una tarde-noche extendida a madrugada que resultó estupenda. Tuvimos a verios autores leyendo sus textos y acompañando a Miquel. Entre ellos, Javier Castán leyendo su texto Belleza prohibida y Amalio, del grupo de rock Desertores de Getafe (Madrid) nos dejó una buena muestra de su música. A continuación, los dos videos.



Miquel Zueras entre Marcos Callau y Fernando Pérez, en el encuentro organizado por el Ateneo Jaqués en el Café literario

Miquel Zueras, Lucía Pons y Fernando Pérez

Share:

0 comentarios