Ana V Campo nos habla de cómo nació "Érase una vez un libro"

El día de la inauguración de "Érase una vez un libro" los visitantes pudieron dejar sus impresiones en este libro de visitas.

El pasado 1 de octubre el Ateneo Jaqués inauguró la exposición fotográfica de Ana V. Campo , Érase una vez un libro, en el Centro Joaquín Roncal de Zaragoza (San Braulio 5/7) La exposición se puede visitar hasta el 25 de octubre, todas las tardes de 18 a 21 y los sábados, también por la mañana, de 11 a 13,30 Además, los días 6, 17, 22, 23 y 25 de octubre tendremos encuentros literarios con algunos de los autores cuyas obras han inspirado algunas de las 19 fotografías que componen la muestra. Los encuentros serán con María José Pellejero, Míchel Suñén, Manuel Cortés Blanco, Carmen Santos, Susana Hernández y Anabel García Capapey respectivamente.
Momento de la exposición. Los escritores José Malvís y el socio del Ateneo Jaqués Jorge Ayesa, contemplan la fotografía "Rosa varada" dedicada al relato homónimo de Anabel García Capapey
Podemos encontrar una reseña de esta exposición además de unas estupendas fotografías en el blog Aventarte y otra en la página de FEZ (Fotógraf@s de Zaragoza), aquí. En la exposición podemos encontrar las interpretaciones que Ana, a través de su cámara, ofrece sobre algunas obras literarias. Por ejemplo, hallamos a un  niño mágicamente concentrado entre las páginas de un libro. Es La historia interminable de Michael Ende. Una sorprendente rosa varada en la arena, que transmite diversos y encontrados sentimientos y que está dedicada a un relato de Anabel García Capapey. También nos topamos con un apetitoso bodegón dedicado a Como agua para chocolate de Laura Esquivel, una pareja abrazada frente al mar azul (es El amor azul marino, de Manuel Cortés) Un misterioso coleccionista de fotos aparece en una cinematográfica imagen en blanco y negro que está dedicada a Luis Borrás y su obra Fotomatón. Espléndida, la Plaza de las catedrales de Zaragoza se hace fotografía para recordar la obra Talión de Míchel Suñen, un ángel en un sepulcro nos habla de El guardían invisible, obra de Dolores Redondo o una espléndida postal de la Ciudadela de Jaca, para recordar Nina de Emilio Casado. Son numerosas e impactantes las imagenes que podemos encontrar en Érase una vez un libro. No se pierdan esta exposición. No solo es una muestra para los amantes de la fotografía. También lo es para todos aquellos que, como Ana, amen los libros. Realmente es una exposición fotográfica y literaria. Ahora les dejamos con unas palabras que la autora Ana dejó para todos los asistentes, que también están en el blog Aventarte pero, nos gustaron tanto, que las hemos vuelto a copiar aquí para todos aquellos que no pudieron estar presentes en la inauguración.
Ana V. Campo y Javier Castán Usieto, durante la presentación. Fotografía cortesía de Aventarte
Ana y Blanca Carvajal, del Joaquín Roncal que presentó el acto. Fotografía tomada por Alejandro Lambán de FEZ (Fotógraf@s en Zaragoza) (



 Estimado visitante de esta exposición:
 
He querido escribir estas líneas porque seguramente no sabes nada de mi o aunque me conozcas, no sabrás como han llegado aquí mis fotografías sobre libros y me gustaría contártelo.


Hace unos cuatro años decidí abrir un blog, AventArte, junto con una amiga, Anabel, que es cuentoterapeuta. Ella escribiría cuentos y yo los ilustraría con mis fotografías. Así empezó nuestra aventura bloguera, con un cuento titulado “La bondad, la belleza y el verso”, que sin darnos cuenta ya empezaba a llevarnos hacia otra común afición, la lectura; ya que este cuento estaba inspirado en una amiga escritora, Mª. José Pellejero.  Sobre el cuento y la bonita historia que hay detrás, seguro que hablaremos el día 6 de Octubre en la tertulia en la que participará Mª. José.


Así entre fotografías y cuentos se fueron colando nuestras lecturas, aunque nosotras siempre decimos que no reseñamos libros, sólo hablamos de los libros que nos han gustado.


Otra amiga, Susana Hernández, poeta, que forma parte del equipo de la página web Libros y Literatura, y que estará junto a Anabel, en la tertulia del día 25; nos animó a presentar alguna reseña a un concurso que organizan todos los años. Anabel quería hablar de un libro “El fotógrafo que hacía belenes”, que había leído hacía un tiempo y que le gustó mucho. Como yo tenía que preparar fotos para ilustrar la entrada en nuestro blog, decidimos ir a comprar un ejemplar, ya que Anabel, no lo tenía. Recorrimos todas las librerías del centro de Zaragoza y nos encontramos con la sorpresa de que no lo tenían, incluso en alguna nos dijeron que estaba descatalogado… Por fin, ya casi cuando nos dábamos por vencidas en la última opción que nos quedaba, nos dijeron que podrían pedirlo a Madrid.
 
Allí lo encargamos y a los pocos días, yo me lo había leído; dándole la razón a Anabel ya que era un libro que valía la pena recomendar. Hice una foto para ilustrar la entrada, que yo titulé “El portal de los ositos” y con un par más de fotos de archivo y el estupendo texto que preparó Anabel, dónde además de hablar sobre el libro, contaba lo que nos había sucedido para conseguirlo y mostraba su enfado por lo injusto que es la “corta vida” que tienen la mayoría de los libros.


Aunque no ganamos el concurso, sabemos de buena tinta que nos quedamos muy cerca. Pero además tuvimos la sorpresa de que recibimos comentarios tanto del autor, Eloy M. Cebrián, como del editor Fernando Jiménez, que resultó ser un conocido de Anabel y cuya editorial está ubicada en Zaragoza.  Él mismo nos dijo que tenía libros todavía en su almacén y que seguramente el ejemplar que adquirimos habría ido de Zaragoza a Madrid y de vuelta otra vez.


Esta reseña fue un punto de inflexión en nuestro blog, de ella surgió la idea de nuestro concurso “Apadrina un libro”, en el que invitamos a que nos envíen reseñas o escritos sobre algún libro que les haya gustado y que en su opinión no haya tenido el éxito que se merecía.


A través de este concurso hemos conocido a alguno de los escritores que forman parte de esta exposición:  Emilio Casado, Carmen Fernández y Dolores Redondo. Esta última era una total desconocida cuando fue apadrinada por su primer libro “Los privilegios del ángel” y ahora, gracias a su trilogía del Baztán, se codea con los premios Planeta, ha sido traducida hasta en Coreano y los derechos para una película han sido adquiridos por el productor Peter Nadermann.


El blog también nos ha conectado con otros escritores, en su mayoría de la tierra.  Algunos de ellos también forman parte de esta actividad: Míchel Suñén, que estará el día 17; Manuel Cortés, el día 22; Luis Borrás; Carmen Santos, el día 23; y Marcos Callau.


Precisamente fue Marcos Callau quien tuvo la idea de realizar una exposición con mis fotografías. Quería que colaborase con el Ateneo Jaqués, una Asociación Cultural sin ánimo de lucro en la que participa; que busca promover la cultura y cuyas actividades se centran principalmente en la zona de la Jacetania. Les propuse mi proyecto de hacer una exposición inspirada en libros y les pareció que podrían realizarse a la vez unas tertulias con algunos de los autores.


Además aprovechando que la primera exposición iba a ser en Zaragoza, en el Centro Cultural Joaquín Roncal, se pensó que podría ser el momento idóneo para presentar al Ateneo en Zaragoza.


Animándote a asistir a alguna de las tertulias que se van a celebrar en este mismo espacio, durante el mes de Octubre. Ya sólo me queda despedirme con el agradecimiento por tu asistencia y esperando que te haya gustado.


Un cordial saludo.

Ana V. Campo

Ana ante la fotografía dedicada a La historia interminable de Michael Ende Fotografía de Alejandro Lambán.
Recordamos que mañana 6 de octubre, a las 19,00 horas tendrá lugar el primer encuentro literario de Érase una vez un libro. Será con María José Pellejero. Como representante del Ateneo Jaqués estará Jorge Ayesa y por supuesto, contaremos con la presencia de la fotógrafa Ana, autora de la exposición.
Fotografía de la exposición dedicada a Desde mis sueños, el libro de María José Pellejero.

Share:

0 comentarios