Hoy, miércoles, proyección de "Lágrimas de mujer" en Jaca


Hoy miércoles, en el Palacio de Congresos de Jaca (Avda. Juan XXIII 17) a las 20,30 se proyectará Lágrimas de mujer un cortometraje documental dirigido por Juan A. Hernández sobre la vida de la maestra republicana Matilde Landa, un referente en la lucha por las libertades de la mujer, en la resistencia frente al franquismo y frente a las presiones de la iglesia. Este acto organizado por Asociación Doña Sancha en colaboración con el Ayuntamiento de Jaca es una proyección solidaria cuyos beneficios estarán destinados a becas de alumnos de infantil del CP San Juan de la Peña, Escolapios y el CP Monte Oroel de Jaca
Fotografía del rodaje de Lágrimas de mujer

Matilde Landa nació en Badajoz en 1904, hija del abogado krausista Rubén Landa Coronado. Tuvo tres hermanos, Aída, Jacinta (directora de la Escuela Internacional y fundadora de la Escuela Plurilingüe en el Madrid Republicano) y Rubén, pedagogo y amigo personal de Antonio Machado, fallecidos todos ellos durante el exilio mejicano. En 1923 Matilde Landa se trasladó a Madrid para estudiar la carrera de Ciencias Naturales y sus ideas republicanas y progresistas se afianzaron en la Universidad. En 1934, durante la Segunda República, participó en el congreso fundacional del Comité Nacional de Mujeres contra la Guerra y el Fascismo y ejerció de maestra en la Institución por la Libre Enseñanza. En ese mismo año se afilió al Socorro Rojo Internacional y desde el año 1936 militó en el PCE. Durante la Guerra Civil se enroló en el batallón femenino del Quinto Regimiento de Madrid, desarrollando su actividad en el Hospital Obrero y convirtiéndolo en un hospital de sangre para las milicias populares. En 1936 el hospital fue evacuado debido al avance de las tropas franquistas y Matilde se trasladó a Valencia para reorganizar el SRI Fue relevante su presencia y actuación en el cuartel general de las Brigadas Internacionales y en diversos lugares de la geografía española como Aragón, Albacete, Madrid, Extremadura o Málaga. Posteriormente colaboró con las organizaciones antifascistas extremeñas organizadas en la zona republicana y durante unas conferencias para levantar la moral de los combatientes republicanos que ofreció en distintas regiones, conoció al poeta Miguel Hernández quien le dedicó un poema titulado A Matilde. Finalmente Matilde fue encarcelada en 1939 por su militancia en el PCE, en la prisión de Ventas donde, hacía solo un mes, habían sido fusiladas Las trece rosas. En 1940 es trasladada a la prisión de mujeres de Palma de Mallorca. Tanto en Ventas como en Palma, Matilde fue un referente en la resistencia carcelaria, en la organización y el apoyo a las internas y consiguió indultos para algunas condenadas a muerte. Ella también fue condenada a la pena capital por delito de adhesión a la rebelión pero, gracias a las gestiones de su hermana Aída, la pena fue conmutada por treinta años de prisión. Matilde sufrió graves presiones y acoso por parte de las autoridades religiosas de la prisión que deseaban que la interna accediese a recibir el sacramento del bautismo, lo que hubiera supuesto un espectacular golpe propagandístico para la dictadura de Franco. Pero el mismo día en que se había programado realizar la ceremonia, Matilde "cayó"desde una galería de la prisión y falleció. No se sabe si fue suicidio o asesinato pero lo cierto es que, durante su agonía (que duró una hora), recibió finalmente el bautismo in articulo mortis.
Matilde Landa
El cortometraje documental realizado por Juan A. Hernández está protagonizado por Marisa Torralba y Ana Esther Ubieto, siendo esta última la encargada de protagonizar la figura de Matilde Landa. Ana Esther, actriz nacida en Jaca y miembro del grupo de Oroel Teatro ha respondido amablemente a la entrevista que Ateneo Jaqués ha realizado con motivo de la proyección
Ana Esther Ubieto y Marisa Torralba


Buenos días, Ana Esther. En primer lugar, gracias por concedernos tu tiempo y atender al Ateneo Jaqués en esta entrevista que realizamos con motivo del estreno en Jaca del cortometraje documental de Juan A. Hernández titulado “Lágrimas de mujer”



    ATENEO JAQUÉS ¿Qué puede esperar el espectador que se acerque al Palacio de Congresos a ver “Lágrimas de mujer”?

      ANA ESTHER UBIETO:   Un drama biográfico sobre la represión de la mujer culta en la década de los 40. Se va a encontrar con una historia real, una historia de mujeres en las cárceles franquistas que, seguramente, le va despertar más de una emoción. Un enfrentamiento entre dos mujeres, entre dos ideologías. Se va a encontrar con los tres últimos años de Matilde Landa Vaz. Se va a encontrar con un trabajo realizado cien por cien en nuestra provincia (Huesca) con un equipo de premio.
     
        AJ: ¿Qué supone para ti haber encarnado a Matilde Landa?
     
     AEU : Sin lugar a dudas un enriquecimiento como actriz y como persona. Una dicha al representar y conocer la historia de una mujer "ejemplar" tanto por su coherencia, como por su honestidad intelectual y moral, hasta sus últimas consecuencias. A pesar de que nunca tuvo una salud de hierro y tener un carácter apacible, procedió siempre con una decisión y fortaleza admirable. Una vida llena de actos humanitarios, estuviera donde estuviera: como maestra republicana, como miembro del partido comunista, como integrante de un batallón femenino, dirigiendo un hospital de sangre, evacuando niños...etc Una vida corta y frenética. Incluso encarcelada no deja de luchar y entregarse por los más desprotegidos.
     AJ: ¿Cómo se entiende desde nuestro tiempo a esta mujer luchadora, maestra republicana resistiendo contra la presión de la desigualdad, del franquismo y de la iglesia?

      S.E.U: Pues no sé cómo se puede concebir en estos tiempos en los que nos vendemos por bien poco, no sé qué contestar. Lo que sí creo es que estas actitudes y compromisos tan fieles a sus ideales solo pueden proceder de una educación concebida con el fundamento de una auténtica democracia.

     AJ: ¿Qué destacarías de este personaje? 

   S.E.U: Su integridad, moralidad y lealtad. Como muestra está el que, pudiendo librarse de la cárcel retractándose en su ideología, rechazó esta idea enérgicamente.

    AJ: Su muerte está rodeada de misterio. Tras toda aquella lucha y resistencia en la cárcel ¿crees posible el suicidio?

      S.E.U:  Sí, la investigación del historiador que rescató del olvido la historia de Matilde Landa se basa en las cartas que ella misma consiguió enviar a su hija desde la cárcel. Existe una en la que se despide de su hija y se disculpa por la decisión que tiene que tomar. Lo que a mí personalmente me costo entender es qué estaba sintiendo en esos momentos para tomar esa medida. Y sin duda, no le quedaba otra escapatoria, ya nada podía hacer por los demás y llegados a ese punto, quería morir sin que le colgaran ninguna cruz. Y así lo intentó. Con la mala suerte de no morir sin antes agonizar durante 45 minutos, que fuerpon suficientes para que les diera tiempo de impartirle el bautismo (in articulo moris)
    
        AJ: ¿Cómo fue la experiencia de rodar las escenas de clase con los alumnos en el Museo Pedagógico de Aragón?

     S.E.U:  Extraordinaria. Era uno de los momentos que más esperaba desde que me entregaran el guión. Era un sueño hecho realidad: "maestra repubicana". Te puedo confesar que. de tanta ilusión que me hacía, me puse muy nerviosa y creoq ue es la escena más repetida de todo el corto. Para los niños fue genial, poder interpretar y vivir en primera persona un rodaje, sumando la fantástica atención de Chema Lera que les mostró y explicó todo el Museo Pedagógico de Huesca.

AJ: Durante el cortometraje hay diversas escenas cargadas de dolor y tensión ¿Cómo se desarrolló el trabajo junto a Marisa Torralba y bajo la dirección de Juan A. Hernández?

        S.E.U: Cuando te rodeas de gente extraordinaria todo es más fácil. Y con Juan y Marisa ocurre esto, consiguieron crear un ambiente de complicidad y entendimiento absoluto. Juan Hernández creía en este proyecto al cien por cien y nos transmitió desde el primer momento la ilusión y fuerza necesarias para enfrentarnos a este trabajo. Por otro lado puedo contar que Marisa da mucha energía y seguridad y hace las interpretaciones muy fáciles, existe una química entre nosotras que creo que llega a la pantalla.
    
Ana Esther Ubieto maquillada para el rodaje de "Lágirmas de mujer" por Maite Hilera Ruiz. Fotografía cortesía de Miguel A. Lordán
     AJ: La cinta se estrenó en Huesca y después ha sido proyectada en varias ocasiones ¿Qué acogida ha tenido entre el público?

     S.E.U:  Lo cierto es que la acogida ha sido siempre excelente, calificándolade un producto de cine con mayúsculas. Resaltan principalmente la calidad de la fotografía, un excelente trabajo de César Casanova. Un trabajo minucioso en doblaje y sonido de Miguel A. Lordán. Y cómo no, la historia contada, no es una historia más. Es diferente.


       AJ: ¿Cómo crees que debe reaccionar el mundo de la cultura ante la actual crisis?

      S.E.U:  Para poder seguir creando debe reaccionar con mucha imaginación para poder abaratar costes.No abandonarse ante el problema económico. Aquí tenemos una muestra. Este proyecto no ha tenido ninguna aportación, financiación, subvención, ni consideración estatal, provincial, ni local, Y con la valentía de cuatro, se ha conseguido comprometer a 92 personas y sacarlo adelante. Comprometidos con la cultura y nuestra historia.
    AJ: Hace unos días, estuviste en Jaca, en el Palacio de Congresos, con la obra “Puente” de Oroel Teatro y ahora vuelves a estar de estreno con este cortometraje. ¿Qué supone para ti proyectar esta cinta en tu tierra?

      S.E.U:  Supone una gran satisfacción personal, sobretodo porque conseguir proyectarla y que se muestre nuestro trabajo es el mejor reconocimiento a los 92 oscenses que "por amor al arte" (nunca mejor dicho) ha sido posible sacar esta historia adelante. Supone poder poner nuestro granito de arena en los colegios de la ciudad con las aportaciones en las entradas ya que los beneficios que obtenga la Asociación Doña Sancha, organizadora de este evento, los destinará a becas infantiles.

Desde el Ateneo Jaqués te deseamos muchos éxitos tanto con este cortometraje como en tus próximos proyectos y agradecemos tu colaboración.


Maite Hilera Ruiz maquillando a Sara Esther Ubieto, esta vez, para su anterior proyecto en el que participó, el cortometraje Lo saben los bosques.


Para terminar, queríamos recordar el poema que Miguel Hernández escribió a Matilde Landa, un texto que fue inédito hasta el año 2002

A Matilde

En la tierra castellana
el castellano caía
 con la voz llena de España
y la muerte de alegría.
Para conseguir la libertad de sus hermanos
  caen en los barbechos los más nobles castellanos.
No veré perdida España porque mi sangre no quiere.
El fascismo de Alemania
 junto a las encinas muere.
Para hacer cenizas la ambición de los tiranos
 caen en las trincheras los más nobles castellanos.
Españoles de Castilla
 y castellanos de España
 un fusil a cada mano
 y a cada día una hazaña.
Voy a combatir al alemán que nos da guerra
 hasta conquistar los horizontes de mi tierra.

(Miguel Hernández) 


Recuerden: Esta tarde, a las 20,30 en Palacio de Congresos (Avda. Juan XXIII, 17 de Jaca) la proyección benéfica de Lágrimas de mujer.

Share:

0 comentarios