Crónica de un fin de semana en Borau

The Borau's en concierto, el sábado por la noche. Fotografía de Stolisky Art


Este fin de semana tuvieron lugar las VI Jornadas micológicas de Borau y Ateneo Jaqués estuvo presente. A continuación leeremos la crónica que ha escrito Topoético sobre la jornada del sábado y los conciertos de Gaiters de Chaca y The Boraus. Por cierto que Topoético, además de pertenecer a Asociación Simultánea, es el nuevo autor chacartonero con su poemario Saltos temporal-Es

El sábado por la mañana se organizó la salida a por setas y aunque no pudimos acudir, nos llegó la noticia de que no fue muy exitosa, en cuanto a recogida se refiere, debido a que llevamos varios días con precipitaciones escasas casi nulas. Después de comer, en torno a las 17.00 tuvieron lugar dos charlas informativas a cargo de expertos micólogos.
Recogida de setas. Fotografía de Ojos Pirenaicos
 Dos horas después, la percusión, las cuerdas y el sonido que origina el viento atravesando algunos instrumentos empezaron a hacerse notar por las antiguas calles de la Villa de Borau a cargo de los ya archiconocidos Gaitersde Chaca los cuales nos deleitaron con una Ronda ilustrada con canciones tradicionales, cuentos y danzas, todo ello, acompañado por los vecinos y visitantes que coreaban, danzaban, palmeaban y todas las veces que era posible, degustaban los manjares y los licores que los vecinos ofrecían en las puertas de sus casas donde la ronda hacía su magistral parada.
Al finalizar la ronda, los Gaiters amenizaron la plaza con un mini concierto estático compuesto por 4 canciones, una de ellas, estreno sobre la Villa de Borau.

Fotografía de Stolisky Art
A partir de las 21.00 empezamos a escuchar otro tipo de instrumento, ésta vez, los estómagos de los habitantes rugían al compás de 7 euros el menú. Dispuestos en mesas comunales y alargadas más de un centenar de personas acabamos con el vino, el agua, la ensalada, la crema de setas, el pollo marinado (albóndigas vegetales para los más afortunados) y un exquisito melocotón al Oporto.

Teniendo a las fieras bien alimentadas el concierto al aire libre del grupo local The Boraus auguraba  buen presagio ya que, por primera vez en la vida sonarían amplificados, microfoneados y con lucecitas de colores a los lados.
Puesto que el otro grupo que tenía pensado actuar no pudo acudir a la cita, una de las dos hijas del Gaiter de Chaca encargado de la dulzaina amenizó junto a su guitarra electroacústica unos temas propios y alguna versión, como la conocida Zombie de The Cramberries, una voz potente, grave, segura y que encandiló a más de uno. “Yo había pedido que tocara alguien peor que nosotros, pero veo que no me han hecho caso” Dijo Dabid, guitarrista de The Boraus.
Tras los 20 minutos de actuación, las luces se apagaron, la distorsión empezó a zumbar, la vibración de los platos hacía temblar los ropajes de los asistentes y The Boraus reventó la plaza de la Villa de Borau haciendo que todos los asistentes al concierto saltáramos y coreáramos los temas que, uno tras otro iban lanzando como shurikens contra un oponente invisible. Tuvimos la suerte de escuchar canciones para todos los gustos. Rosendo para los más puretas, Black Sabbath para los más oscuros, para disfrutar de algo añejo Deep Purple y por supuesto temas propios, hasta disfrutamos de un sólo de batería espectacular casi al final del concierto. Por su parte, la frontwoman de la banda, toda una artista, con muchísima energía que aportar encima del escenario de asfalto no tuvo un momento para quedarse quieta; si no cantaba la encontrabas detrás del batería o delante de todo el grupo dando volteretas laterales. En definitiva, un conciertazo de esta banda autóctona merecedora de un millar de aplausos.

Topoético
 
Fotografía de "Ojos pirenaicos"

El domingo, Ateneo Jaqués montó su puesto de chacartoneros artesanales en el mercado de artesanía celebrado en la plaza del ayuntamiento. Durante esta jornada tuvimos la oportunidad de ver a varios pintores de la zona creando sus obras en directo. También se celebraron talleres para los más pequeños y alrededor del mediodía, Arriel de la quesería O Xortical, demostró en directo cómo se hacen los quesos de esta formachería pirenaica situada entre Villanúa y Canfranc.
En el centro de la imagen, Arriel prepara el queso de O Xortical.

 Ateneo Jaqués con sus modestos medios tecnológicos, a primera hora de la mañana fue pasando por todos los puestos de la Plaza del Ayuntamiento, charlando con los artesanos. Dejamos un video de la jornada:

Agradecemos a la organización de las VI Jornadas Micológicas de Borau el haber contado con nosotros y el estupendo y atento trato recibido. ¡Hasta el año que viene!

Share:

0 comentarios