Club de lectura y poesía con Raúl Herrero

Raúl Herrero durante el recital de poesía que se celebró en la Buhardilla Simultánea, al término del club de lectura.

Tomando como referencia el conocido, recurrente, pero no por ello menos dramático y espectacular caso real de Joseph Carey Merrick, el vulgarmente conocido como hombre elefante y partiendo de una ambientación basada en la obra maestra cinematográfica Freaks (Tod Browning. 1932) tal y cómo se revela en el prólogo al lector, Raúl Herrero confecciona un drama que gira en torno a la figura del hombre elefante para convertirlo en víctima de la peor cara del ser humano pero también en Mesías o redentor de la propia humanidad. Sobre un decorado circense, van desfilando las diferentes maldades humanas, encarnadas en cuatro personajes que de una u otra manera, se dejan gobernar por el amo y cuidador del hombre elefante, Legión, que será el diablo. Descubriremos la codicia, la lascivia, el egoísmo y en fin, al ser humano que se deja pervertir por el demonio y cae sin remisión en la tentación, en el enano Clodoveo. Herminia y Fermín cosechan su maldad en su vagancia, cobardía y dejadez. Se podría decir que su delito es la omisión del deber de socorro, ser testigos de una injusticia y volver el rostro hacia otro lado. Por último, Brunilda, es la última esperanza del ser humano. Brinda una oportunidad al hombre elefante y comprueba, no sin asombro, que la bestia que se pretende es, en realidad un ser humano, mucho más cultivado que el resto de la compañía circense. El autor alude aquí a la realidad de Joseph Carey Merrick, un hombre culto, gran lector y amante del teatro o de la poesía. De hecho, podemos encontrar un poema y algunas citas reales de Merrick en esta obra de teatro. El hombre elefante (Libros del Innombrable. 2007) de Raúl Herrero fue representada en Buenos Aires por la compañía de Marcelo Roitman en 2010 y declarada de interés en la lucha contra la discriminación, el racismo y la xenofobia por la INADI 

Tras el recital poético, no podíamos ocultar nuestra satisfacción. Raúl Herrero, en el centro, flanqueado por dos entes sin identificar que aguantaron de esa guisa todas y casa una de las lecturas.
Unas veinte personas acudieron a esta segunda sesión del club de lectura "Entre líneas con café" para charlar con Raúl Herrero que, además, presentó a antología Extraño oeste que ya presentáramos en Jaca, durante el mes de noviembre. En el recital de poesía, además, participaron Topoético y Marcos Callau arropando al autor. Veremos ahora un video en el que Raúl Herrero lee su poema inédito "La felicidad dependía del mono encaramado en la rama más alta del árbol" dedicado a su hijo Hermes.


Share:

0 comentarios