Raúl Herrero en Huesca y Jaca

Autor (Raúl Herrero) e ilustrador (Hermes Antonio Herrero) firmando salamandras en Zaragoza
Raúl Herrero (Zaragoza, 1973) presenta en tierras oscenses su vigésimo poemario "Sombra salamandra (poesía supersónica)" de la mano del Ateneo Jaqués, con quien, en los últimos dos años, ha colaborado estrechamente, no solo en el aspecto literario, también en nuestras actividades expositivas o en el cine fórum. Hoy viernes 9 de diciembre, a las 20 horas, la presentación tendrá lugar en la Librería Más de Libros  (C/ Zaragoza, 23) en Huesca. Mañana 10 de diciembre, a la misma hora, tendrá lugar la presentación en Jaca, en la Librería General (C/ Carmen, 4). En ambas presentaciones, se ofrecerá un recital de poesía supersónica y los asistentes podrán disfrutar de un vino con el autor. Además, en Jaca, contaremos con la presencia del ilustrados Hermes Antonio Martín.
Raúl Herrero, el último postista
"Sombra salamandra" es un poemario maduro, de un poeta que, tras su extenso bagaje, muestra su completo, personal y único universo, desplegando un paisaje con tintes postistas, donde se dan cita el caos, el delirio, el humor, el juego (la escritura lúdica), los mitos, los símbolos, el surrealismo y en definitiva, la dislocación de la realidad en una vertiginosa mezcla de géneros. Fragmentado en cinco bloques, en la alargada sombra de esta salamandra el lector encuentra una poesía ultramoderna (supersónica, nos advierte el autor, en acertado subtítulo), descarada, vanguardista. La sección central y origen del poemario, titulada "La sombra de la salamandra", está dedicada al ámbito familiar, donde encontramos poemas líricos o dedicatorias a su hijo (y precoz ilustrador), sin abandonar el autor su particular estilo.

Desde 2009, con la publicación de "Los trenes salvajes", Raúl Herrero no presentaba un nuevo poemario.  La espera ha merecido la pena. En "Sombra salamandra (poesía supersónica)" se encuentra el Raúl Herrero más atrevido. Por el libro discurren clásicos mitos que ya acompañaron su poesía en el pasado, pero también mitos populares,  que representan de alguna manera una referencia para el autor. Por "Sombra salamandra" pasean mitos populares como Louis Armstrong (transformado en Arcángel San Gabriel), Chaplin o Harpo Marx (por supuesto, el cine, siempre presente). Deliciosos monstruos, como DráculaFrankenstein, el hombre lobo o el increíble hombre menguante. Referencias musicales, como Javier Gurruchaga, literarias (Luis de Góngora), místicas (el Verbo) pictóricas, simbolistas, surrealistas. El humor representa un ingrediente fundamental en este poemario. Especialmente, un poema titulado "Tip y Coll hablan a Marte desde los estudios de Radio Exterior de España" (con subtítulo "a calzón quitado") precedido por "Poemas del creíble hombre menguante" y "Los felones colgados por las ancas", son los textos más humorísticos y están incluidos en el primer bloque de "Sombra salamandra". En cualquier caso, el humor se mantiene vivo en todo el poemario. Aunque también encontramos espacio para la crítica. En el poema "D(p)anza general de la muerte" Raúl Herrero muestra su versión más ácida, más cruda y sin dejar lugar a la duda, escribe: "El pensamiento danza la muerte", "autómatas imitan lo humano", "el ser muere", "...títeres acéfalos...", "pagados obedientes", "el ser ya no crea", "la verdad huida". Volveremos a encontrar versos como estos a lo largo del poemario, sentenciando "Seguimos en pie como fardos de sangre...", "el sol comienza a obscurecer" o avisando: "Si muchos te adulan piensa en qué has errado". Como aporte más insólito, curioso y original, en la parte central del libro, se presenta al lector un supuesto manuscrito atribuido a un  un tal Conde Orlok donde, traducido por el Profesor Arrupe, nos narra de primera mano, sus experiencias iniciáticas en la etapa más obscura de la humanidad. A modo de epílogo, encontramos un minucioso estudio de la obra de Raúl Herrero, realizado por Jaime D. Parra. Parra repasa sus influencias más directas (A.F. Molina, su maestro), el Romanticismo alemán, el surrealismo francés y lo mejor de su raíz hispánica de posguerra: las líneas filopostistas y pánicas: Ory, Chicharro, Carriedo, Cirlot, Arrabal, Miguel Labordeta, Pino, Serra, Beneyto, Crespo, Nieva, Pizarnik, Cela... Aún sorprenderá al lector, un post-epílogo que cierra, de manera humorística este completísimo volumen.

Raúl Herrero en su última colaboración con el Ateneo Jaqués, posa junto a su obra "La niña de los peines" y la obra de su hijo, Hermes Antonio Herrero, "Cuatro apuntes del natural" 

Además, Raúl Herrero, es autor de cuatro obras de teatro, un libro de relatos, una novela (en preparación) y el Manifiesto de arte absoluto. A propósito de este manifiesto, conviene recordar que la poesía del autor se nutre de numerosas influencias, ya citadas anteriormente (Romanticismos alemán, surrealismo francés, postismo, dadaísmo, movimiento pánico, hermetismo, simbolismo...) de diversas expresiones artísticas, como la música (Wagner, Mozart, Falla, McCartney, Sinatra, Armstrong...) o la pintura (es el caso, por ejemplo, del poemario pictórico "Las 'mininas' de 'Velásquez'") concibiendo, precisamente, ese arte absoluto como fin ideal, donde todo fluye y acaba confluyendo. Raúl Herrero es , además de polifacético escritor, editor, pintor (participa actualmente en la exposición colectiva del Ateneo Jaqués, "En la frontera", en el Espacio Metamorfosis de Zaragoza) y ha dirigido documentales. Creemos que estas dos citas oscenses, primero en Huesca y después en Jaca, es una buena oportunidad para empezar a caminar en el intenso y extenso universos de este completo autor. A continuación, terminamos con un poema incluido en "Sombra salamandra" que Raúl Herrero estrenó, precisamente, en la Buhardilla Simltánea de Villanúa, después del club de lectura celebrado con él en la Biblioteca de Villanúa:


Share:

0 comentarios