Resaca ferial

Primera jornada de la XVIII Feria del libo de Jaca. Nos acompañó Almudena Vidorreta que firmó 14 ejemplares de su poemario "Nueva York sin querer"
Lucía Pons y Almudena Vidorreta
El nuevo emplazamiento de la Feria del libro de Jaca en su décimo octava edición fue todo un éxito. La calle Mayor de Jaca, usualmente transitada hasta la altura del Ayuntamiento, esta vez era recorrida por completo siendo habitual la afluencia de lectores al recinto ferial alcanzando su punto álgido a partir de las siete de la tarde y hasta el cierre de las casetas (21:30) Las actividades de la plaza del Ángel también albergaron buena afluencia de público y esta fue la tónica general también en las charlas ofrecidas en el Salón de Ciento del Ayuntamiento de Jaca. 

La caseta del Ateneo Jaqués experimentaba ensayos del camarote de los hermanos Marx. Baste esta imagen para hacerse una idea. En la fotografía, de izquierda a derecha: Lucía Pons, Marcos Callau, Dani Tejero, Roberto Malo, Joaquin Carbonell, Miguel Angel Yusta, Carlos Tarazona y Javi Hernández. Aunque parezca mentira, todos firmaban con el Ateneo Jaqués
Otro ensayo de camarote "marxista". Esta vez: Marcos Callau, Carlos Tarazona, Carmen Aliaga, Luisa Miñana, Limbo errante, Fredy Benedí y Javi Hernández.
La experiencia del Ateneo Jaqués durante esta feria fue inmejorable, no solo por las visitas recibidas de nuestros amigos escritores e ilustradores. También por la estupenda acogida que recibió el número 2 de nuestra revista cultural, "El eco de los libres", del que se agotaron existencias, así como la Antología Poética del Ateneo Jaqués (La herradura oxidada 2017) El Ateneo también participó con un taller de edición artesanal y poesía con Gloria Fuertes al que asistieron diez chavales y con un recital poético/musical dedicado a las mujeres poetas de la Generación del 27, "las sin sombrero", que contó con la participación de los actores Luis Trébol, Ana García Blanco, Loretta García Montuenga, Ana Ester Ubieto y el músico Kike Ubieto que concluyó el recital con la musicalización de poemas de Ánchel Conte. El recital se celebró en la plaza del Ángel el último día de feria y congregó a una treintena de personas.

Primer plano del recital poético/musical dedicado a las mujeres poetas de la Generación del 27, "las sin sombrero": Luis Trébol, Ana García Blanco, Ana Ester Ubieto y Loretta García Montuenga
Otro momento del recital. De izquierda a derecha: Luis Trébol, Ana García Blanco, Ana Ester Ubieto, Loretta García y Kike Ubieto.
Kike Ubieto en el escenario de la plaza del Ángel

Los actos alrededor de la feria del libro obtuvieron una gran afluencia de público. El pistoletazo de salida fue el encuentro con Luz Gabás que superó el aforo del Salón de Ciento del Ayuntamiento de Jaca, circunstancia que sería una constante durante todas las jornadas de la feria, excepto en el encuentro con Rosario Raro, donde parece ser que la buena climatología, en esta ocasión, jugó en contra de la actividad congregando solo a una treintena de personas. La puesta en escena de Alberto Conejero para "Rinconete y Cortadillo" colgó el cartel de "completo" en el Palacio de Congresos de Jaca, siendo la cita de mayor éxito en esta feria junto a la actividad de la Nona Teatro en recuerdo a Miguel Hernández, "Palabras de Miguel", basado en la relación epistolar del poeta con su novia Josefina Manresa, durante la guerra civil y desde el presidio. Este acto tetaral, poético y musical fue protagonizado por el actor José Manuel Garzón Hernández que, acompañado por el pianista Pepe Galiana, conectó desde el minuto uno con un público entregado. Llenó también el Salón de Ciento la charla titulada "Jaca en la obra de Francisco Ferrer Lerín" donde el escritor barcelonés estuvo acompañado por el profesor Pedro García Ruiz. La cita comenzó con el impactante relato de un empalamiento que provocó estremecimiento, suspiros y "ayes" en buena parte del auditorio que, acto seguido, continuó disfrutando del humor ácido de Ferrer Lerín en una amena, exhaustiva y particular visión jacetana de toda su bibliografía. También hubo espacio para el recuerdo de Federico García Lorca con la representación de "La balada ingenua" por Oroel Teatro y el Coro Algarabía y para la conmemoración del centenario del nacimiento de Gloria Fuertes para los más jovenes, con un moderno taller de graffiti y la elaboración de un libro artesanal, actividades que se celebraron en el Espacio Joven, integrado por primera vez en esta feria como centro neurálgico de dinamización. 

Con nuestro amigo Joaquin Carbonell. Fotografía de José Ventura Chavarría Casado
Marcos Callau, Estela Puyuelo, José María Andrés Sierra (protagonista del artículo periodística de "El eco de los libres" firmado por Estela Puyuelo) y Lucía Pons.
El último día de feria nos acompañó Esteban Navarro que firmó unos cincuenta ejemplares de sus obras
Numerosos escritores visitaron esta décimo octava edición de la feria literaria jaquesa. Con el Ateneo Jaqués compartieron feria Almudena Vidorreta, Francisco Ferrer Lerín, Miguel Ángel Yusta, Luisa Miñana, Fernando Sarría, Estela Puyuelo, Carlos Tarazona, Joaquin Carbonell, José Gabarre, Roberto Malo, Daniel Tejero, Javi Hernández, Emilio Pedro Gomez, Kike Ubieto, Fredy Benedí, Esteban Navarro y también se dejaron ver por nuestra caseta amigos de otros años como Marta Navarro, Chesús Yuste, Míchel Suñén, Marina Heredia o Antonio Pérez Lasheras. 
José Gabarre, Luisa Miñana, Fernando Sarría, Javi Hernández, Miguel Ángel Yusta y Carlos Tarazona
Lucía Pons, Antonio Pérez Lasheras, Maina Heredia, Kike Ubieto y Emilio Pedro Gómez
Emilio Pedro Gómez 

Y hablando de rostros conocidos, ya como una mera curiosidad, es necesario señalar la presencia guadianítica y efímera del famoso actor estadounidense Jake Gyllenhaal que, rodando en la zona escenas para un western, se dejó ver en varias ocasiones por las calles de Jaca, si bien, su horario de visita a la feria del libro era ya cuando las casetas habían cerrado, bien entrada ya la madrugada y casi siempre, con un vaso de cerveza en la mano que apuraba al amor de dudosa compañía. En la última jornada, al atardecer, con un sabor dulce y esperando ya la próxima edición de la feria del libro de Jaca, autores, editores y libreros iban cargando sus coches y furgonetas con aquellos libros que todavía esperan unos ojos lectores. Al tiempo que se encendían las farolas de la calle Mayor y bajaban las persianas de los distintos puestos, la satisfacción del buen hacer y el trabajo cumplido dibujaba la sonrisa en todos los rostros, reflejo también del natural cansancio. La feria del libro de Jaca, cita anual imprescindible en la vida cultural aragonesa, luce mejor y más brillante en esta nueva ubicación donde, sin duda, podrá llegar a ocupar de nuevo el puesto que le corresponde.

Almudena Vidorreta, sin querer, nos regaló un pedacito de Nueva York
Francisco Ferrer Lerín y Miguel Ánel Yusta
Efectivamente, también hubo tiempo de reponer fuerzas. En la fotografíá Kike Ubieto, Estela Puyuelo, Lucía Pons, Marcos Callau, Javier Castán, Lorena Martín y Esteban Navarro. El tiberi tuvo lugar en "El Secreto"
EL ECO DE LOS LIBRES 2 (ESPECIAL POSTISMO)

En palabras de Raúl Herrero, redactor de la revista: "La aportación que se ofrece en la revista sobre el Postismo, por extensión sobre la poesía y el arte en la posguerra española, incluso más allá en el tiempo, es fundamental. Y ayuda a replantearse el canon y a los poetas "estrella" españoles de la segunda mitad del siglo XX. El dossier invita a escuchar voces que han sido ninguneadas y que compartieron espacio con los poetas de la generación del 50, del garcilasismo y de Espadaña. Por otra parte, el Postismo y sus satélites hacen que la literatura española entronque con algunas manifestaciones europeas del arte que podemos rastrear hasta finales del siglo XIX (como los incongruentes, grupo anterior a la Patafísica), así como con la línea de imaginación y de literatura lúcida y lúdica principiada en España por personalidades como Gómez de la Serna y que desaparecen misteriosamente a partir de los años 40 del pasado siglo, al menos en apariencia según los manuales, hasta la llegada de la experimentación de los años 70, con algún resquicio como Miguel Labordeta y su grupo."

Así lucía nuestra revista en la feria

Desde el ámbito local al universal, con la libertad de expresión y la pluralidad como premisa, "El eco de los libres" -revista cultural del Ateneo Jaqués- estrena segundo número incluyendo un extenso dossier dedicado al Postismo, único movimiento vanguardista nacido en España, en el año 1945, fundado por Eduardo Chicharro, Carlos Edmundo de Ory y Silvano Sernesi; un "ismo" plástico-literario que, en plena dictadura franquista, tuvo la valentía y la modernidad de apostar por la libertad en la palabra para, posteriormente, ser censurado, ninguneado y ahogado por los más altos intereses de aquella España de posguerra gris y tenebrosa donde el incipiente Postismo representaba el más atrevido y luminoso destello de subsuelo. Además del citado dosier central, "El eco de los libres" conserva las secciones ya marcadas en aquel número inaugural que nació el pasado año y que definen al propio Ateneo Jaqués. Pues en la revista encontramos Literatura (poesía y relato), Arte, Fotografía, Periodismo, Artículos de variada temática, Memoria Histórica, Ámbito Social y Ciencia. Y es a través de estas secciones donde también encontramos el más marcado ámbito local de una revista nacida en Jaca pues, entre diversos universos, hallamos un estudio de Domingo Buesa sobre la presencia del Santo Grial en el Pirineo, una entrevista con el grupo folk aragonés Os Chotos, un artículo sobre el Hospital de Jaca y su plataforma ciudadana firmado por Mariano Marcén, una mirada en aragonés a la antropologia y la botánica por Rafel Vidaller, unas hermosas fotografías de rincones de Jaca obra de Gonzalo Jiménez  o una reseña sobre aquellos pastores que, en la primera mitad del siglo XX, tuvieron el valor de cambiar los pastos aragoneses y pirenaicos por las inabarcables llanuras norteamericanas, en un texto del escritor, realizador e investigador jaqués Carlos Tarazona. Pero un órgano de difusión cultural no debe estancarse en el localismo y por ello, a partir de este necesario ámbito regional, despega hacia la universalidad, desde la misma creación literaria -con textos inéditos de autores como Ángel Guinda, Emilio Gastón, José Gabarre, Elisa Berna o Iris Parra-, visitando el Hollywood de la época más dorada del cine (artículo de Alfredo Moreno) perdiéndonos por la Escocia oculta en un fascinante recorrido fotográfico guiados por la mano o el objetivo del pintor y fotógrafo Juan Luis Borra o adontrándonos en los sueños que mueven la mano de Pedro Sagasta sobre sus lienzos.
Sumario con todos los contenidos de la revista


Postismo o muerte
 Y dentro de esta universalidad, surge el dosier dedicado al Postismo. Sus poemas lúdicos, su aspecto vanguardista, pero de un vanguardismo diferente, la elección de la libertad en la palabra, el humor y la valentía de nacer y darse a conocer en plena dictadura, fueron aspectos que nos cautivaron desde que entramos por primera vez en contacto con este movimiento, con la sublime Antología de Poesía Postista editada por Libros del Innombrable. El Postismo fue incómodo, ninguneado a lo largo de los años, vilipendiado, confundido vilmente con el suerrealismo. Pero, en estos últimos tiempos, parece estar viviendo un resurgimiento, debido al interés que despierta en las nuevas generaciones de escritores y artistas. Además, mientras elaborábamos este dossier, previa elucubración mental, comprobamos con regocijo que el Museo Reina Sofia de Madrid le dedica por completo una sala, noticia que recibimos con asombro y alegría. Huelga decir que "El eco de los libres" será presentado en ámbito nacional, siendo precisamente Madrid una de las ciudades que visitaremos.
Para elaborar este extenso dossier del Postismo, que ya podemos difrutar en el segundo número de "El eco de los libres", hemos recibido la inestimable ayuda de Antonio Beneyto, presente en la portada, contrapotada e ilustraciones del interior. Detengámonos un momento en la cubierta. En ella aparece un ser beneytiano que se desgañita imperiosamente, como si el alma o la vida se le escapara por la boca, en una posición antinatural, más bestial que humana. Grita, quizá a la libertad que no posee; quizá, tras su alarido espera el eco/respuesta de aquellos que son libres. Esta obra de Beneyto pertenece a su exposición en Nueva York celebrada el año 1995. "El Postismo llega a Nueva York", se tituló. Complicado encontrar una imagen que contenga tanta fuerza; fuerza, energía, que a buen seguro también alumbró a los primeros postistas, en su origen, cuando Chicharro, Sernesi y Ory lo soñaron. Siguiendo su rastro, también han hecho posible este dosier con su participación: José Luis Calvo Carilla, Francesc Cornadó, José Manuel Corredoira Viñuela, Antonio Chicharro, Jaime D. Parra, Carmen Gascón, Emilio Gastón, Raúl Herrero, Ester Fernández Echevarría, Pilar Gómez Bedate, Agustí Gómez i Oliver, Antonio Pérez Lasheras, Antonio López Gradolí, Jaume Pont, Antonio Rivero Taravillo y Alfredo Saldaña. En su confección también agradecemos la colaboración de la Fundación Gloria Fuertes, la Fundación Carlos Edmundo de Ory, la Fundación José Antonio Labordeta, la Fundación Jorge Guillén y la cooperación de Camilo José Cela Conde. En cuanto a la breve antología de poesía postista incluida en el cartapacio, resulta necesario destacar la participación de Fernando Arrabal y Francisco Ferrer Lerín que, amablemente, han cedido sus textos para completar debidamente esta breve colección que también contiene poemas de Eduardo Chicharro, Carlos Edmundo de Ory, Silvano Sernesi, Félix Casanova de Ayala, Gabino-Alejandro Carriedo, Camilo José Cela, Gloria Fuertes, Ángel Crespo, Miguel Labordeta, Antonio Fernández Molina y dos relatos cortos de Antonio Beneyto.
El segundo número de "El eco de los libres" se completa con brillantes artículos como el que firma Andrés Ortiz-Osés sobre Ramón Acín y la cultura anarco. El capítulo de memoria histórica está cubierto con la participación de Enrique Vicién que nos cuenta la impactante historia de Gregorio Oliván y la poesía utilizada como arma contra la fatalidad. Las reivindicaciones sociales también encuentran su hueco en nuestra revista, como no podía ser de otra manera. Al artículo sobre el hospital de Jaca se suma el presentado por MHUEL (Movimiento por un Estado Laico) sobre las imatriculaciones eclesiásticas que subtitulan, "un escándalo monumental". Por último destacamos, en la sección científica, una reivindicación ecológica: un repaso por los humedales de la Jacetania cuya existencia está en grave peligro. Todo ello y mucho más podremos encontrar entre las 164 páginas de este número 2 donde "El eco de los libres" resuena, si cabe, aún con mayor fuerza. 

*"El eco de los libres" gozó de una gran acogida en la XVIII Feria del libro de Jaca. Tanto, que se agotaron los ejemplares antes de llegar al último día de feria. Hasta su próxima llegada a librerías, pueden solicitar su ejemplar escribiendo un correo a ateneojaques@gmail.com



Share:

0 comentarios