Pilar Gómez Bedate: una despedida

Pilar Gomez Bedate y Ángel Crespo en 1971 (Fuente: EL PAÍS)

El pasado 14 de agosto murió en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza Pilar Gómez Bedate (Zamora, 1936),  víctima de un derrame cerebral, mientras veraneaba en su querido Calaceite (Teruel). Escritora, profesora, doctora en Filosofía y Letras, catedrática de Literatura comparada, autora de sendas monografías sobre Stendhal y Mallarmé, traductora de varios autores (Boccaccio, Primo Levi, Carlo Ginzburg, João Guimarães Rosa...) editora y prologuista del "Decamerón" de Boccaccio, compartió treinta años de su vida junto al poeta Ángel Crespo. Desde el Ateneo Jaqués agradecemos su colaboración en nuestra revista "El eco de los libres", con el artículo "Divagaciones sobre el Postismo y Ángel Crespo". Ha querido el destino que este sea su último texto. Pilar mostró cercanía y entusiasmo con este proyecto, cediendo también para el dossier dedicado al Postismo, el poema "Oda a Nanda Papiri" de Ángel Crespo. Lamentamos profundamente no haber coincidido personalmente con ella pero dejamos aquí nuestra condolencia a sus allegados y al mundo de las letras. Descanse en paz.

Pilar Gómez Bedate y Ángel Crespo en Nápoles, acompañados por Mario di Pinto.
A continuación dejamos un fragmento del último artículo escrito por Pilar Gómez Bedate y publicado en el número 2 de nuestra revista "El eco de los libres": 

DIVAGACIÓN SOBRE EL POSTISMO Y ÁNGEL CRESPO

 En el libro titulado Jueves postista  -que Amador Palacios dedicó al mencionado movimiento poético en él mencionado en la Ciudad Real de los años 1946 y 1949- se recogen varios artículos aparecidos por aquellas fechas en el periódico Lanza algunos de los cuales están escritos y firmados por Carlos Edmundo de Ory, y a uno de ellos quiero referirme para empezar este mío.

  Se trata del fechado en 8 de septiembre de 1949, en uno de cuyos párrafos se lee: “Aquí todos, supongo, conocen a Ángel, el joven poeta que llegó a Madrid a tiempo y a punto de poder figurar en el primer número de la iridiscente Cerbatana , revista segunda del incomparable postismo. Por eso. puede decirse que Crespo está incluido entre los Fundadores de la Nueva Estética. Existe una anécdota muy curiosa sobre este asunto. Es que cuando el poeta italiano Silvano Sernesi tuvo que marchar a Roma, dejó a Ángel Crespo su hueco para que siguiera siendo triple la entusiasta y redonda jefatura de este postismo triunfador , tricéfalo y tristemente malherido por los tritones de la sordomudez artística”.

  Cuando Ángel y yo nos conocimos en Madrid a finales de 1960, -es decir, unos once años después de la anterior declaración de Ory- una de las primeras cosas de que él me habló fue del postismo y, más que de Ory (que estaba entonces lejano y casi perdido para él entre las brumas del Norte de Francia) de Eduardo Chicharro, que seguía viviendo en Madrid bastante cerca de su casa, y con quien se veía muy frecuentemente.

  Y desde entonces, a lo largo de toda nuestra vida juntos, Chicharro fue casi una presencia continua en el recuerdo como lo fue también Paco Nieva cuando volvió de París a instalarse en Madrid en los alrededores de 1962, justo a tiempo para colaborar –con sus estupendas ilustraciones- en No sé cómo decirlo, el largo poema que Ángel me dedicó, en los comienzos de nuestros amores. [...]

(Pilar Gómez Bedate. "Divagación sobre el Postismo y Ángel Crespo". El eco de los libres)

Pilar Gómez Bedate en una de sus últimas fotografías

Share:

0 comentarios