Así fue el 1er Salón Hipano-Francés del Cómic de Jaca

Aspecto del 1er Salón Hispano-Francés del Cómic en el Pabellón de Hielo de Jaca

Jaca, a través de una viñeta


Éxito rotundo en el primer Salón Hispano-Francés de Cómic celebrado en Jaca, superando con creces las expectativas de los organizadores, la Asociación Aragonesa de Autores de Cómic (AAAC), que estimó alrededor de 1100 los visitantes que se desplazaron hasta el Pabellón de Hielo durante la jornada del sábado y la mañana del domingo. Una cifra tan poco habitual como esperanzadora pues el comentario general al término de la cita cultural era unánime para "esperar ya el año que viene con mayor ilusión". No pudo gozar de mayor repercusión este salón en su cita inaugural, pues la prensa autonómica y nacional se hicieron eco del evento, así como Radio Televisión Española. También, a pesar de coincidir con un partido de fútbol de la selección española, contó con el completo apoyo de los lectores que, en ocasiones, llenó el aforo del hall del pabellón, edificio que, dicho sea de paso, resultó una elección inmejorable para albergar la cita. La satisfacción de la organización coincidió con la de los amantes del cómic que no dudaron en llevarse a casa el recuerdo del mitómano, la firma de su autor favorito o el dibujo de su ilustrador preferido. Para ello se dispuso un espacio donde firmaban y dibujaban autores de la talla de Antonio Altarriba, Jaime Calderón, David Morancho, Caros Azagra, Encarna Revuelta o Calpurnio Pisón, de lado español y Thierry Gioux, Mathieu Blanchot o Philippe Charlot, del lado francés. Daniel Vñuales, editor, autor y uno de los organizadores, visiblemente satisfecho aseguró que desde la AAAC solo pensaban en repetir la cita en Jaca y consolidarla de manera anual, Además, señaló, la importante actividad transfronteriza que ha supuesto este salón, tendrá continuidad, pues ya se acordó una colaboración para el próximo festival pirenaico del cómic que se celebrará en Billiére (Francia).

(Algunos momentos en fotografía)


La actividad del salón del cómic albergó interesantes conferencias, encuentros con autores y mesas redondas, así como actividades infantiles que congregaron un buen número de participantes. En este punto es preciso señalar la actividad del artista chileno El Yako, sobradamente conocido en Jaca, que junto al Ateneo Jaqués ofreció el primer taller del salón, el mediodía del sábado. Una veintena de niños trabajaron la ilustración de cómic, dibujando en viñetas los versos de un poema de Gloria Fuertes. De esta manera se unía el mundo del cómic con el de la poesía y de paso el salón también conmemoraba el centenario de la poeta madrileña. Los Diletantes y Sonia Palacín completaron el resto de talleres infantiles. Otra de las actividades llevadas a cabo por el Ateneo Jaqués fue la dinamización del salón, en la que, de nuevo El Yako y el pintor Pedro Sagasta, pintaban o dibujaban escenas que ocurrían en el salón y personajes que después colgaban de los paneles distribuidos a tal fin. 
El Yako, con una de sus pinturas
Uno de los resultados del trabajo de El Yako

En definitiva este primer Salón Hispano-Francés resultó un fin de semana de cuento, o de cómic, donde fue imposible regresar a casa con las manos vacías, sin haber caído en la tentación de llevar bajo el brazo un hermoso libro rubricado por su autor o por el espectacular y detallado dibujo de su ilustrador. Y es que este salón presentó en Jaca una oportunidad, hasta la fecha, inédita. A veces, uno de se deja llevar por la ensoñación y entones advierte que le gustaría meter toda su ciudad en un cómic, convertir a todos sus habitantes en simpáticos personajes. Porque, de vez en cuándo, hay que dar una oportunidad a la fantasia. Pues, en ocasiones, es más conveniente observar la vida a través de una viñeta.

Artículo publicado en El Pirineo Aragonés (8-9-2017)

En el puesto del Ateneo Jaqués Asunción, Pedro Sagasta y Marcos Callau (Fotografía: José Ventura Chavarría Casado)

Share:

0 comentarios