Homenaje a Gloria Fuertes en Zuera


De izquierda a derecha: Juan José Parcero, Marcos Callau Mar Blanco durante la presentación de "El eco de los libres" en Zuera (Zaragoza). La biblioteca de Zuera acogió con entusiasmo nuestra revista.
El pasado viernes se rendía homenaje a Gloria Fuertes con un recital de sus poemas donde, además de Mar Blanco, Juan José Parcero, la bibliotecaria de ZueraChus Juste y Marcos Callau, participaron algunos espontáneos que, entre el público asistente, quisieron recordar la figura de la querida y añorada poeta madrileña leyendo algunos de sus textos que, bien traían de casa, bien encontraron en las estanterías de la biblioteca. El acto se realizó en la Biblioteca Municipal de Zuera enmarcado por la presentación de la revista "El eco de los libres". En primer lugar, se reivindicó a la Gloria Fuertes postista, leyendo los poemas incluidos en la antología de poesía postista de nuestra revista y el poema "Delirio", que la poeta madrileña dedicó a su más cercano contacto dentro del grupo vanguardista plástico-literario, Carlos Edmundo de Ory. Por otro lado, Juan José Parcero y Mar Blanco reivindicaron la Gloria Fuertes más social y dirigida exclusivamente al público adulto. Una reivindicación que resulta todavía muy necesaria con poemas que bien pudieran ser aplicados a la actualidad. Finalmente, poetas como Gloria Fuertes, son intemporales.

Lectura de Mar Blanco de un poema que escribió en recuerdo a Gloria Fuertes y que podemos encontrar en la sección de poesía del segundo número de "El eco de los libres"

Durante el recital se leyeron los poemas "Me crece la barba", "Ya la tarde se pasa", "Las cosas, nuestras cosas", "Sale caro ser poeta", "Algo sucede", "Circo", "Vivir: compás de espera", "Estamos bien" e "Isla ignorada". Además, Mar Blanco y Juan José Parcero, leyeron dos poemas dedicados a la homenajeada. 
Lectura de Juan José Parcero
En la poesía de Gloria Fuertes, en numerosas ocasiones, aparecía el humor con la intención de epatar e ir en contra de la España gris que le tocó vivir. Como hemos dicho aquí, en más de una ocasión, el humor es fundamental como uno de los principios de la poesía postista. Indudablemente, Gloria conoció la revista Postismo, participó en la posterior Cerbatana y leyó "Las patitas de la sombra". Este caldo de cultivo sumado a la estrecha relación que mantuvo con Carlos Edmundo de Ory y al propósito de enfrentarse, mediante la palabra, a la impuesta dictadura franquista, nos lleva a afirmar las claras e innegables conexiones de la primera Gloria Fuertes con el Postismo. Es por ello que reivindicamos a Gloria Fuertes como una poeta postista, en sus inicios. Durante el acto en Zuera, también se reivindicó el aspecto más social de la poesía de Gloria que tampoco estaba exenta de humor; quizá de un humor más ácido, más negro. En diversos recitales ofrecidos por el Ateneo Jaqués este año, en memoria de la poeta madrileña,  deliberadamente se ha dejado de lado su poesía infantil, sobradamente conocida e incluso, podríamos decir, explotada. Nos parece más interesante recordar estos aspectos mucho menos conocidos de su poesía pero que, en realidad, representaban la mayor parte de su producción poética. En este caso, su papel en el programa televisivo "Un globo, dos globos, tres globos" y sus obras como "Las tres reinas magas" o similares, aunque le brindaron gran popularidad, a nuestro juicio, quedarían en un segundo plano. En los siguientes dos vídeos compartiremos una buena parte del recital ofrecido en Zuera, para todos aquellos que no pudieron asistir. 

Chus Juste lee "Isla ignorada":


Share:

0 comentarios